Dentro de la gran gama de sidras que se comercializan, nuestra Malquerida se encuentra encuadrada dentro de las “de nueva expresión”, ha sido filtrada antes de su embotellado y está destinada a ser servida en copa.

Se trata de una bebida limpia y brillante, una bebida noble, de gustos frutales, bien dotada de acidez y de profundos aromas de manzana. Trasmite una profunda frescura.

Es recomendable beberla a unas temperaturas entre 8º y 10º y no se trata de una sidra con carbónico añadido, por lo que no debe confundirse con sidra achampañada. Se trata de sidra natural a la que se le realiza un proceso de filtrado que mantiene todas las cualidades de ésta y permite su servicio en copa.

 

 

Imagen4.jpg